Las experiencias dentro del festival Mutek no dejan de sorprender y el fin de semana no fue la excepción en diferentes manifestaciones sonoras pudimos apreciar lo que se puede modelar con los ruidos desde sonidos urbanos, caóticos, obscuros y espirituales.

“Oídos libres “ es el  resultado de un festival con espacios auditivos y visuales, como las experiencias sonoras  que se dieron en el cine Tonala continuación de Play 2 (con el retraso de hora y media) se vivió la apreciación de lo auditivo a lo visual con: Realitat + Mr Eddy (Arg) creando sonidos desoladores, cósmicos y vacíos dentro de un espacio secuencial, que auditivamente te mantienen en un trance de retrospectiva interior que acompañado visualmente crean esa introspectiva hasta llegar a un sonido caótico y estresante de lo que sucede en una  ciudad como el DF, modelada con imágenes de una ciudad envolvente que se puede uno encontrar y darse esa pausa para saber que con esos sonidos se vive a diario, muy a diferencia de Pulsum Plantae (Mex) con una visión diferente de crear puentes de comunicación que  pasan de lo orgánico a lo espiritual creando atmosferas más relajadas y  persuasivas para el oído con la utilización de plantas para una comunicación en tiempo real. Se trata de una conversación sonora entre plantas, músicos y tecnólogos; sin duda una experiencia interactiva.

La experiencia se vivió también en el Esperanza Iris A/Vision 4 pasada las seis con diez, hizo presencia Herman Kolgen (CA) modelando esculturas de sonido digital, creativamente diseñando audio e imagen  con un acercamientos que raramente logran artistas visuales, ver su trabajo en vivo te da un acercamiento al entendimiento de su arte. La tarde noche del sábado seguía y en turno se presenta el dúo ingles Raime (UK) que hace su presentación con un sonido industrial, etéreo y obscuro tomando los ritmos asimétricos del dubstep con visuales mas desérticos y vacíos, crean una atmosfera de sonidos crudos y profundos que a pesar de ello se permiten espacios que conmueven con su belleza  y sencillez.

En un espacio más sobrio y dando las ocho se presenta Matmos (US) grupo de culto dentro de la escena electrónica, un rompecabezas de ideas y posibilidades para la creación de música, utilizando un recurso espontáneo como un globo el cual sorprende en un lenguaje sonoro, siendo de esta, una  experiencia divertida. A pesar de ser unos nerds y científicos del sonido nos llevan por caminos extrasensoriales  en varias de sus sesiones y experimentos para llegar a la perfecta  conjunción mental  entre el individuo.

Dando por concluido antes de las nueve. Siendo de interés para un público nuevo que se dio cita  abriendo sus oídos a otras manifestaciones artísticas y para un público conocedor, el cual aseguro experiencias para dialogar y debatir.

Sin duda alguna, Mutek reúne a los máximos exponentes de la escena electrónico año con año y nos brinda ese cocktail musical el cual no defrauday el cual estaremos esperando para el próximo año.

Por Erick Black

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *