El nombre de Thom Yorke ya está escrito para la eternidad como uno de de los personajes más importantes de la música de la historia ya sea con Radiohead, como solista o con el súper grupo Atom For Peace, cualquier cosa que aparezca  con su nombre  siempre causa un revuelo al momento de salir a la luz dentro del mundo de la música.

homepage_large.82cf2c78

Cuando dio muestras de que venía algún material nuevo a través de sus redes sociales, mucho se especulaba si era un nuevo disco de Radiohead, pero no, resultó ser un disco como solista, llamado Tomorrow Modern’s Boxes”

“Tomorrow Modern’s Boxes”  es un disco de 39 minutos de duración, en los cuales transcurren ritmos y sintetizadores suaves que no varían mucho entre canción y canción, atmósferas tranquilas y esa influencia de música electrónica que tienen patentada artistas como Burial o Four Teet.

En este disco no escucharemos nada diferente a lo que  ya hemos escuchado anteriormente de Thom Yorke, son canciones que bien podrían ser lados B de In Rainbows o The King of Limbs, todo el álbum está lleno de lo qué ha sido su carrera en los últimos años, misticismo, su lado electrónico, una pequeña luminosidad y bastante talento, eso no se cuestina de él, pero ésta vez algo falló.

The Mother Lode es la única canción que para mí resalta por ser diferente a las demás, tiene un ritmo que destaca dentro de este experimento llamado “Tomorrow Modern’s Boxes”, y sí, cómo su nombre lo describe bien, son cajas modernas del mañana, el sonido lleno de cajas de ritmos y maquinas modernas que nos llevan por sitios que por momentos son bastante inciertos.

A Brain In A Bottle es el primer sencillo que se dio a conocer y tal vez sea el único, las demás son canciones un poco difíciles, algunos pasajes llegan a convertirse en viajes muy  introspectivos. Este álbum ya superó el millón de copias vendidas a través de BitTorrent; pero es un disco que sólo es sólo un aliciente para los fans de Radiohead, en la espera de un material nuevo de su banda madre, algo que les calmará las ansías sólo por un rato, en la espera de nuevo material de Radiohead.

Thom Yorke es una figura imprescindible en la historia de la música, pero ésta vez no entregó algo que estuviera a las expectativas de lo que esperábamos de él, dado que que tener el precio de ser Thom Yorke es que la música siempre espera que la sorprendas una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *