Arrancó el primero de cuatro días de está “Semana de la juventudes” en el monumento a la revolución, dentro del cual se llevaron a cabo distintas actividades como: teatro, danza, conferencias, talleres, actividades culturales y claro, música.

Era un buen pretexto para divertirse casi antes de llegar al fin de semana, algunos venían de su trabajo, otros de la escuela pero con el motivo de reunirse a cantar y corear las rolas de sus bandas favoritas. En esta apertura las bandas encargadas de llevar la parte musical fueron: Monocordio, Bengala, Niña y Jumbo.

Los primero en abrir el escenario fueron Monocordio que calentaron los ánimos del público con temas como: “La verdad es una mentira”, “Dos extraños”, “Me haces existir”, “Escalera” y una de las favoritas que corean todos sus seguidores, “Siempre te busque”.

El turno siguió de una de las bandas que muchos esperaban, Bengala;  abrieron con “Nunca digas nunca” que inmediatamente puso a saltar y cantar a todos sus fans.  Aventaron rolas de su más reciente producción Sigue (2012) que fueron “Amanecer”,”16” y “Otra vez” además de echarse los éxitos  “Carretera”, “Miente” y “Cárcel”.

Ya entrados en calor, y preparados para el cierre, directamente desde Monterrey sube a la tarima Niña que deleitaron a la juventud con su peculiar rock que sirvió para afinar la garganta. Los asistentes fueron respetuosos con ellos ya que sabían lo que se aproximaba.

Pasadas las nueve de la noche, entró otra banda originaria también de Monterrey y la encargada de cerrar este primer día de actividades en la semana de las juventudes. Jumbo se pondria explendido con su poco más de una hora de recital; el suficiente tiempo para echarse los éxitos “Cada vez que me voy”, “Monotransistor”, y la más coreada “Fotografía” que iluminó la explanada del Monumento a la Revolución con luces de encendedores; cerrando esta gran velada con “Siento que”.

De esta manera concluyó el primer día de actividades en la semana de las juventudes donde se demuestra que la juventud  sabe comportarse ante eventos gratuitos y da pie a que estos se sigan realizando.

Por Rubén Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *